La Aventura es La Aventura - Análisis de Simon the Sorcerer 4: Chaos Happens por Althor
 
Simon The Sorcerer 4: Chaos Happens

Compañía:

Silver Style Entertainment

Fecha de Salida:

16 de Abril de 2008

Idioma/s:

Textos en italiano, castellano
Voces en italiano, castellano

Género/s:

Humor, Fantasía

Título/s alternativos de la aventura:

Simon the Sorcerer: Chaos Happens , Simon the Sorcerer - Chaos ist das halbe Leben

Precio: 39,95 €

Disponible para Windows

Lo mejor
Lo peor
  • Los escenarios
  • El poco cuidado puesto en doblaje y traducción
  • Puzzles de combinación de objetos
  • Más y más y más y más tiempo perdido en pantallas de carga
  • Es entretenido
  • Personajes desaprovechados
  • La música y los efectos
  • La historia se vuelve sosa por momentos
 
  • Un final sin sustancia

Introducción


El castillo todavía lo tenemos a medio construir

El castillo todavía lo tenemos a medio construir

A principios de la década de los noventa la aventura gráfica conocería a uno de sus personajes más queridos. La unión de las mentes de los hermanos Woodroffe había dado su fruto, y en solo unos pocos años Simon the Sorcerer viviría su segunda aventura en el Reino Mágico. Mike y Simon habían dado vida a un personaje (y los que lo rodean, todos nos acordamos del Swampling), que tres lustros después es recordado con cariño por toda una generación de aventureros gráficos.

Pero las aventuras que Simon viviría no terminarían ahí. Recién estrenado el siglo XXI, la a veces forzada evolución llevó a Adventure Soft a probar con las 3D. Aunque fue capaz de generar buenas valoraciones, suscitó una gran controversia y solo se puede decir que fue un fracaso (en nuestras tierras, esta tercera parte ni tan siquiera vio la luz). En su paso por la historia del género ha cargado con más pena que gloria, y muchos habrían deseado que sus recuerdos de Simon se limitaran a las dos primeras entregas. Entonces, a finales de 2005 entró un nuevo protagonista en escena. La alemana Silver Style, que hasta entonces no había desarrollado ninguna aventura aunque sí contaba con cierta experiencia, se hizo con los derechos del joven hechicero y se dispuso a elaborar una nueva entrega, con más semejanza a las dos primeras que a la fallida tercera, en la que los hermanos Woodroffe no intervendrían de manera directa; su papel quedaría en segundo plano, dedicándose a tareas de colaboración y supervisión de aspectos como puzzles y texto original.

Así, quince años después de su nacimiento, y con el manifiesto peligro de desmitificar un nombre con el que han crecido muchos de los veteranos de hoy en día, la primera aportación al género de los también desarrolladores de Goin' Downtown se lanza a la aventura de captar nuevos adeptos y ofrecer un producto capaz de estar a la altura de las dos primeras entregas, cuyo mayor riesgo no es tanto fallar como aventura gráfica, sino fracasar en su intento de resucitar al Simon que todos conocemos y acabar por vulgarizar una de las personalidades más carismáticas del género.

Argumento


Nuestros viejos y tontos amigos nunca aprenderán

Nuestros viejos y tontos amigos nunca aprenderán

El Reino Mágico se está desmoronando. Eso es, al menos, lo que Alix, nieta del viejo Calypso, le cuenta a Simon cuando éste, tras un furioso ataque de su hermano pequeño por no dejarle ver a Algodón de Azúcar, cae inconsciente a causa del impacto del mando a distancia de la televisión en su cabeza.

Cual caballero gentil, y viejo visitante de la dimensión mágica de la realidad, Simon decide partir, vía armario mágico, en socorro de sus lejanos amigos. Pero no todo será tan fácil como llegar y solucionar los problemas con un movimiento de varita. A su llegada se encuentra con Alix y es entonces cuando Simon queda sorprendido doblemente. La chica decide romper con él aun cuando no mantenían ningún tipo de relación sentimental, desconcertando completamente al joven mago, y aún más cuando ésta niegue recordar nada del aviso sobre el estado del Reino Mágico.

Simon, utilizando a fondo sus células grises, deduce que algo extraño está pasando y que podría ser que alguien con quien mantiene cierto parecido físico se esté haciendo pasar por él. En adelante su único objetivo será encontrar a su doble y demostrar a Alix que él es el verdadero Simon.

Personajes principales:

  • Simon (rojo): joven mago del lado no mágico de la realidad que acude al Reino Mágico en respuesta a la petición de ayuda de Alix.

  • Simon (verde): joven mago del Reino Mágico, novio de Alix y encantado de hacer favores al resto de habitantes.

  • Alix: esta amiga de Simon acude en su ayuda, al ver que el Reino Mágico está desmoronándose.

Gráficos


Una vista un tanto original de la casa de nuestro doble

Una vista un tanto original de la casa de nuestro doble

Pocas aventuras gráficas encontramos hoy en día en que los artistas gráficos hayan cuidado tanto su trabajo, y es que una resolución de 1024x768 les basta y les sobra para convertir nuestro caminar por las localizaciones del Reino Mágico en una auténtica delicia. Los escenarios por los que transcurre el devenir de nuestra aventura son meritorios de adjetivos como precioso y maravilloso. Todos ellos están perfectamente diseñados y repletos de detalles gráficos que hacen más agradable la exploración: pájaros que cruzan la pantalla o topos que sacan la cabeza de sus madrigueras. Además de que todos los objetos que pueblan los escenarios se distinguen fácilmente y a primera vista, éstos están llenos de detalles animados que dotan de vida al decorado, donde el único pero que hay que poner es que nos deja con la miel en los labios, pues se echaría en falta cierto toque de viento que meza las briznas de hierba y las hojas de los árboles. Mención especial se merece el efecto gráfico conseguido en un medio tan complicado como es el agua, totalmente creíble y realista. Se nota que se han esmerado en su trabajo y han querido manufacturar un producto final de calidad.

Tal es la belleza alcanzada en los escenarios que no es raro que más de una vez nos descubramos observando todos sus detalles, cuando deberíamos estar explorándolos. El modelado de los personajes no se queda atrás, y aquí también encontramos aspectos que destacar. Con el fin de hacer más sencilla la vida del equipo de diseño gráfico, habría sido fácil eliminar del guión el aspecto fantasmal de ciertos personajes y diseñarlos todos de manera sólida. Pero eso habría hecho que no pudiéramos disfrutar de esos modelados semitransparentes a través de los cuales se distinguen los objetos situados detrás de ellos sin el menor fallo gráfico. De las sombras proyectadas por los personajes podemos decir exactamente lo mismo: su detalle está muy bien conseguido, hasta el punto de que si nos situamos delante de un objeto que proyecta luz, nuestra sombra (generada en tiempo real) oscurecerá todo lo que quede por detrás de nosotros, al mismo tiempo que su contorno se acomodará al de los objetos.

Como no todo van a ser aspectos a destacar por su calidad, es justo comentar también aspectos que suponen una pérdida de valoración en el aspecto gráfico. Las animaciones de los personajes, si bien fluidas y bien creadas, se realizan demasiado despacio y restan credibilidad a la situación; es una molestia esperar a la ejecución de cada movimiento. Esto se nota especialmente cuando corremos, Simon parece ir a cámara lenta y la acción de correr no es nada realista. Las animaciones de los escenarios se notan muy poco fluídas, resultando un poco pobres no tanto por sí mismas como por contraste con las más sencillas de realizar animaciones de los modelos 3D. Igualmente, tampoco son realistas las expresiones faciales. Los ojos están muy bien diseñados, y todo el rostro en general, pero el movimiento de la boca al hablar es un tanto rígido, pues solo mueven la mandíbula inferior.

Para terminar, poco que comentar sobre las secuencias cinematográficas. Contadas son las escenas en que no intervenimos directamente, la secuencia de introducción y muy poco más, y todas están desarrolladas con el propio motor gráfico del juego.

Algunos aspectos son mejorables, está claro. Aumentar la credibilidad de las animaciones y las expresiones faciales, amén de mejorar la integración de los modelados en los escenarios (los pies de los personajes atraviesan el suelo demasiadas veces) son objetivos que los chicos de Silver Style deberían plantearse en sus futuros proyectos. Aun contando con estos fallos que no deberían dejar pasar, explorar las localizaciones del Reino Mágico es realmente toda una delicia de la que hay que disfrutar.

Sonido


¿Con quién dices que no te vas a casar?

¿Con quién dices que no te vas a casar?

Si en el apartado gráfico es de recibo destacar esos elementos dinámicos que llenan de vida los escenarios, en el apartado de sonido debemos mencionar los efectos que nos rodean en cualquier situación. Siempre que nos encontremos en una zona donde sea natural escuchar ciertos sonidos, como el bosque por ejemplo, estos efectos estarán presentes y además bien conseguidos. El piar de los pájaros que envuelve nuestros oídos es una muestra de la atmósfera que se consigue crear si los efectos de sonido están presentes y han sido cuidados. Sin embargo, las pisadas no tienen ningún efecto asociado, lo cual resulta incoherente con el resto del conjunto.

La banda sonora que nos acompaña durante toda la aventura es uno de los elementos más desconcertantes de todo el apartado técnico. Aunque nunca llega a molestar, ni tan siquiera a desear bajar el volumen de la música, ni aburrir debido a la animación que aporta al juego, es excesivamente repetitiva, y aun siendo conscientes de que estamos escuchando la misma secuencia de sonido una y otra vez no querremos desactivarla.

Ahora, pensad en un adjetivo que exprese la negatividad. Elevadlo a la enésima potencia. Por último situadlo junto a la palabra doblaje, y tendréis una ligera aproximación a qué se puede esperar de la actuación de los actores del equipo de doblaje. No es solo que la entonación sea absolutamente nula, ningún personaje tenga una voz acorde ni con su personalidad ni con su aspecto físico, o que alguno tenga una voz tan estridente que incite al asesinato: todos los actores dan la impresión de estar leyendo un texto sin molestarse lo más mínimo en situarse en el contexto para entonar con corrección, y la decisión de qué textos doblar y cuáles no parece haber sido tomada mediante sorteo con una moneda. Habría coherencia si todos los textos estuvieran doblados, o que solo se pusiera voz a los diálogos pero no a las descripciones, pero eso es ya mucho pedir. No, aquí nos encontramos con textos que aleatoriamente han sido doblados o no, obligándonos a jugar siempre con los subtítulos activados y a no apartar la vista de la pantalla porque en mitad de una conversación, el personaje puede perfectamente decidir no ceder su voz al siguiente fragmento de texto. El único motivo por el cual el que suscribe no desactivó las voces es que debía escuchar todos los diálogos para poder juzgar con conocimiento de causa lo que se encontrará quien desembolse las casi 7000 de las antiguas pesetas en que VirginPlay ha tasado la aventura.

La ignominia en el proceso de localización no se queda ahí, el poco cuidado que han mostrado en la traducción al castellano hace gala durante toda la aventura. Además de faltas de ortografía encontramos una enorme cantidad de géneros mal aplicados (tratando de masculino a un personaje femenino), y expresiones que rara vez utilizaremos en castellano. Mejor aún es cuando en el doblaje escuchamos una palabra distinta a la mostrada en el subtítulo (por ejemplo, emociones vs nociones) y solo una de ellas concuerda con el contexto, lo que hace que nos planteemos a qué estaban jugando en el proceso de localización.

Como alternativa siempre queda el italiano, si es que lo entendéis con facilidad, pues la edición comercializada en nuestra tierra viene además en el idioma transalpino, cuya calidad desconozco ya que ni entiendo italiano ni la he probado.

Jugabilidad


El mapa resulta un elemento muy útil

El mapa resulta un elemento muy útil

Como ya hemos visto, en esta cuarta entrega se han dejado de experimentos, han preferido caminar sobre seguro y permanecer en las 2.5D y así ofrecer una mayor experiencia visual y cómoda para el jugador. La unión de las 2.5D y el point&click presenta pocas novedades a lo ya visto en el género, que prima siempre la concentración del jugador en la exploración y no provoca la incomodidad que a veces supone el uso del teclado. Para manejar a Simon (en realidad controlaremos a dos personajes, el Simon original y el Simon doble) basta con dos clicks de ratón. El control, además de correr, nos da la posibilidad de acceder directamente a otros escenarios mediante el uso del doble click en los puntos de salida de la pantalla.

La existencia del mapa se vuelve aún más esencial en aventuras como ésta, en que nos moveremos a lo largo de una gran extensión de terreno y el recorrer las distancias se puede llevar, a la larga, unos minutos que terminan por provocar el tedio en el jugador y su desinterés por la exploración. Para el diseño del mismo se ha optado por una vista aérea de todo el terreno y la presencia de un pequeño Simon en 3D, al que podemos ver caminar entre los árboles. El detalle y fidelidad con que representa el terreno ayuda mejorar la experiencia de juego.

La facilidad en el manejo del personaje, tanto en sus acciones como en sus desplazamientos, se ve contrarrestada por el uso de los objetos del inventario. Podemos combinar nuestros objetos con los demás personajes o con elementos del escenario; para ello basta con seleccionarlos y después pinchar sobre el destino. El fallo es que tras un intento de combinación el objeto que llevábamos agarrado desaparece y vuelve a su lugar en el inventario, y puesto que éste no permanece visible en pantalla (situado en la parte inferior de la pantalla, se esconde cuando no tenemos el cursor sobre él), la incomodidad de probar la unión con elementos externos al inventario se vuelve totalmente indeseable. Al igual que ocurre en las últimas aventuras gráficas lanzadas al mercado, los objetos desaparecen del inventario cuando ya no se necesitan en el resto de la historia.

Todos los personajes y objetos tienen su respectiva descripción, en muchas ocasiones consistente en pequeños gags o comentarios hechos por Simon hacia el jugador saliéndose de la propia historia del juego. Estos pequeños toques de humor, comentarios sobre aventuras gráficas, cuentos de hadas o respuestas que ponen a prueba los nervios de su interlocutor, están continuamente presentes en el desarrollo de la trama, siempre saliendo de la boca del irreverente mago. Sin embargo, la historia carece de ese toque ácido a que tanto nos tenía acostumbrados el bueno de Simon. Aunque el humor está presente en todo momento, muchas veces se vuelve demasiado artificial y la razón de su existencia se limita a que una nueva entrega de la serie tiene que mantener el tono de las anteriores.

Este cuarto capítulo es totalmente jugable sin conocer los acontecimientos de las aventuras anteriores, pues serán pocas dudas las que nos asaltarán. Habría dado igual que fuese una aventura gráfica independiente, y casi hubiera sido mejor, ya que un cuarto capítulo no puede limitarse a aumentar la longevidad de la saga. Aunque el comienzo de la historia pretende hacer una referencia a los sucesos ya ocurridos, se queda en una tímida alusión que ensombrece todo el desarrollo del argumento. Se parte de un punto desde el cual se podría haber llevado la historia a buen puerto, pero nos encontramos ante la inexistencia de un verdadero antagonista que deja el papel de los malos en una mera anécdota. La trama discurre por caminos nada absorbentes en los que el jugador se limita a enfrentarse a los retos impuestos por el guión, para culminar con un soso final en que el objetivo del misterioso doble queda reducido a prácticamente nada, pero eso sí, dejando la puerta abierta a un quinto episodio.

Dificultad


¿Nueve líneas de subtítulo en pantalla? No, por favor. ¡Divididlos!

¿Nueve líneas de subtítulo en pantalla? No, por favor. ¡Divididlos!

El desarrollo del juego es el mismo que en episodios anteriores. Partimos de un objetivo principal, y para llegar a él se nos van planteando pequeños retos secundarios para los cuales primero debemos afrontar, a su vez, otros que nos proponen los demás personajes. La relación con éstos se basa en el clásico trueque de favores. Si queremos conseguir algo de ellos, objeto o información, habremos de hacer algo por ellos, normalmente conseguirles algún tipo de objeto. Nada de puzzles de tablero, todos los enigmas que hallaremos se resuelven a base de conversaciones con y combinaciones de objetos. La linealidad es la justa, a base de objetivos más o menos principales que deben ser atendidos en el orden adecuado, pero los objetivos secundarios pueden ser resueltos en cualquier orden.

No esperéis un importante desafío para vuestras neuronas, aquí no encontraréis nada de eso. Todo puzzle se resuelve aplicando la lógica y escuchando con atención las descripciones de objetos y cualquier información que nos puedan dar los habitantes del Reino Mágico. Si pese a ello nos atascamos en algún momento, podemos hacer uso del sistema de pistas integrado en el juego. Lejos de darnos la solución al puzzle nos puede llegar a dar hasta tres pistas acerca de cada enigma. La primera de todas es muy superficial y solo es para allanar el terreno y que despierte en nosotros la idea de cómo es la solución; la última es prácticamente la solución en sí.

Valoración


Cerbero y las dos cabezas que le quedan

Cerbero y las dos cabezas que le quedan

El mayor problema de partir de una serie ya antológica es saber mantener la calidad y tener muy claro de dónde venimos. Tanto personajes principales como secundarios se hicieron conocidos en su primera aparición, y la segunda entrega no hizo más que acrecentar la nostalgia que ahora muchos veteranos sienten al recordar a Alix, Calypso, Sórdido (ahora ya no hace aparición) o el simpático Swampling.
"Chaos Happens" y la traducción de nuestra edición desmitifican en un santiamén todo lo que esta saga puede significar. Calypso, el otrora magnífico mago y mentor de Simon es ahora una presencia fantasmal que estaría mejor en un asilo, y Alix es poco menos que una adolescente tirando a tontita. Respecto al querido Swampling, todavía estamos intentando comprender qué llevó al traductor a ponerle como nombre Cenagoso, y por qué ahora habla como un indio con acento cerrado, habiendo perdido eso que lo hacía único.

Ante esta aventura gráfica se sitúan dos tipos de jugadores: aquellos que disfrutaron con Simon allá por 1993 y los que sin conocerlo se enfrentan a este "Chaos Happens". Los segundos encontrarán aquí un buen ejemplo del género que, a pesar de no tener una historia ni profunda ni bien desarrollada, del nefasto doblaje y tirar a una duración más bien media, cumple con creces todo lo que una aventura gráfica debería hacer, y es entretener. Le podemos pedir más o menos detalles, personajes con más o menos carisma, un humor más ingenioso, etc., pero se trata de una aventura muy buena para empezar en esto de los puzzles. A los que no lleven mucho tiempo en el género, les gustará mucho.

Tema aparte son los veteranos, concretamente los que se iniciaron (iniciamos) con las aventuras conversacionales y vivimos la época del nacimiento de Simon. Éstos se encontrarán ante una aventura que no ha sabido estar a la altura marcada por sus orígenes y con la que no volverán a pasar los buenos ratos que Simon y compañía nos ofrecieron. Pero ya no hay tiempo para volver atrás y replantear ni su argumento ni su desarrollo. En resumen, una aventura gráfica que no hace honor a su nombre y que resulta un episodio descafeinado.

Althor

Escrito por Althor

Publicado el 22 de mayo de 2008

© 2008 La Aventura es La Aventura

Valoraciones finales de Althor

gráficos 93%
Escenarios y personajes muy bien diseñados. Todo precioso salvo algunos defectos en primeros planos.
sonido 50%
Doblaje pésimo y nefasto. Le salvan la banda sonora y los muy cuidados efectos ambientales.
jugabilidad 65%
Entretenido, cómodo y agradable. La traducción da enormes quebraderos de cabeza.
argumento 35%
No absorbe, se limita a avanzar. Todo el argumento se reduce al final a nada. No han sabido aprovechar a los personajes.
originalidad 55%
La idea de jugar con dos Simon es interesante, pero el planteamiento inicial del juego es muy normalito.
dificultad 60%
Equilibrada durante todo el juego, y la justita para atascarnos momentáneamente.
duración 65%
Nos parecerá más largo de lo que en realidad es. Además, las pantalla de carga se comen muchísimos minutos.
valoración final 64%
El nivel marcado por los primeros episodios le queda muy lejano y no logra estar a la altura.

Valoración final en la Megalista

Puntuación de la megalista: 69.15% con 13 votos

Enlaces relacionados e información diversa

 

Web de Silver Style Entertainment

Ficha de la compañía

Web oficial del juego

Ficha de la aventura

Imágenes de la aventura

Vídeos de la aventura

Noticias de la aventura

Avance de la aventura

Guía de la aventura

Partidas guardadas de la aventura

Enlace alojado fuera de LAELA:

Enlace en LAELA:

 

Requisitos técnicos:

Windows XP/Vista Pentium 4 2.0GHz o compatible - Recomendado 2.8GHz RAM 512MB / 1GB Recomendado Tarjeta gráfica: 64MB compatible (Geforce MX no) / 128MB Recomendado 4GB disco duro

Bugs/Errores encontrados:

No se encontraron bugs

 

COMENTARIOS
Ains, y pensar que la gente se me tiraba al cuello cuando decía que ni loco pagaba 40 euros por este juego... y ni siquiera está doblado del todo :lol:
Leer los comentarios desde el foro (1)
Añadir comentario

Las imágenes y logotipos de videojuegos son propiedad de sus respectivos autores, utilizados únicamente por esta página como referencia y sin obtener ningún beneficio económico. No nos hacemos responsables de las opiniones y comentarios remitidos por los usuarios y colaboradores.